Enfermedades, Prevención, Zona Porcino

¿Cómo saber si los lechones están bien protegidos frente a las diarreas?

De todas las vacunas comerciales combinadas de Escherichia coli y Clostridium Perfringens disponibles para su aplicación en reproductoras, con la finalidad de proteger a los lechones frente a las diarreas neonatales causadas por estos patógenos, tan solo una de ellas contiene la toxina Épsilon del Clostridium perfringens tipo D en su composición4. Dado que esta toxina no se encuentra comúnmente en las granjas porcinas, y gracias a que induce anticuerpos específicos y detectables por test ELISA, es posible comprobar si un grupo de cerdas ha sido correctamente vacunado e incluso si los lechones están bien encalostrados. Así ha quedado demostrado en el estudio “Detección de anticuerpos inducidos por la toxina Épsilon de C.perfringens como método para comprobar la correcta vacunación de nulíparas frente a E.coli y C. perfringens” publicado este año por Jonás Hernandez y Javier Ignacio Abadías, de Zoetis España, junto a Elías Pérez, Eugenia Fernández y Antonio Palomo, de Ibéricos de Arauzo. 

El objetivo de este estudio fue evaluar la respuesta serológica frente a la toxina Épsilon del Clostridium perfringens tipo D inducida en cerdas reproductoras vacunadas frente a E. coli y Clostridium con una vacuna comercial que contiene dicha toxina.

El control se llevó a cabo sobre la toxina Épsilon de Clostridium perfringens tipo D, presente en la composición de una vacuna comercial, utilizando la prueba ELISA de Bio-X Diagnostics5.

Estudio realizado en una granja con más de 2500 cerdas de raza ibérica

El estudio se realizó en la Granja Arauzo, perteneciente a la empresa Ibéricos de Arauzo, situada en la provincia de Salamanca y que cuenta con un censo de 2500 reproductoras de raza ibérica.

Las reproductoras no se vacunaban frente E. coli y Clostridium. Ante el incremento de camadas en las que se detectaban diarreas neonatales, se decidió realizar analíticas para identificar el/los agentes que podrían estar implicados en el cuadro clínico (Figura 1).

Figura 1. Estudio bacteriológico en lechones.

Imagen 2

Se puede observar en estos resultados la ausencia de la toxina Épsilon de Clostridium perfringens (Figura 2) en las heces de los lechones analizados. Lo cual indica que la granja, antes de introducir vacunas, es negativa a la toxina. Este hecho permitió seleccionar la granja para la prueba.

Figura 2. Screening en heces para los genes productores de las principales toxinas de C. perfringens.

Imagen 3

Una vez seleccionada la granja, se diferenciaron tres lotes de cerdas para el estudio.

  • Grupo A: compuesto por cerdas reproductoras no vacunadas.
  • Grupo B: compuesto por cerdas reproductoras vacunadas con una vacuna comercial en cuya composición no aparece la toxina Épsilon.
  • Grupo C: compuesto por cerdas reproductoras vacunadas con una vacuna comercial en cuya composición sí aparece la toxina Épsilon.

La aplicación de las vacunas se llevó a cabo de acuerdo con las indicaciones del fabricante recogidas en la etiqueta.

Posteriormente, se realizó una toma de muestras que fue llevada a cabo de la misma manera en los tres grupos en estudio. Por un lado, se recogió el calostro de diez cerdas en el momento del parto y, por otro lado, una semana después del parto; y se procedió al sangrado de veinte lechones (dos lechones por camada).

Resultados del estudio

Las muestras se analizaron mediante el kit ELISA de Bio K 222 Monoscreen AbElisa de Bio-X Diagnostics. Los resultados obtenidos fueron los siguientes:

  • Grupo A (no vacunadas): Tanto el calostro como las muestras de sangre de lechón parecen negativas a la prueba de ELISA.
  • Grupo B (vacunadas con una vacuna sin toxina Épsilon de Clostridium perfringens): En calostro sólo aparecen 2 positivos sobre 10 y en los sueros de los lechones sangrados, 3 positivos de 20 muestras.
  • Grupo C (vacunadas con una vacuna con toxina Épsilon de Clostridium  perfringens): Aparecen todas las muestras positivas, tanto de calostro (Figura 3) como de suero (Figura 4) en el lechón.

Figura 3.  Anticuerpos inducidos frente a la toxina Épsilon de Clostridium perfringens tipo D detectados en calostro, en los diferentes grupos.

Figura 4. Anticuerpos inducidos frente a la toxina Épsilon de Clostridium perfringens tipo D detectados en sangre de lechón, en los diferentes grupos.

 

Doble utilidad práctica a nivel de granja

Bajo las condiciones de este estudio podemos afirmar que la aplicación de una vacuna en cuya composición esté presente la toxina Épsilon de Clostridium perfringens es capaz de inducir anticuerpos específicos frente a la citada toxina y que estos son detectables mediante la realización de un test ELISA.

También podemos observar una diferencia significativa en positivos a la prueba ELISA, entre la vacuna del grupo C y los otros dos grupos incluidos en el estudio, pudiendo interpretar que la presencia de toxina Épsilon de Clostridium perfringens en las muestras es inducida por la vacuna aplicada.

Este hallazgo puede tener una doble utilidad práctica a nivel de granja:

  • Por un lado, puede ayudarnos a comprobar, en un grupo de reproductoras que han sido previamente inmunizadas con una vacuna combinada frente a E. coli y Cl. perfringens que incluye la toxina Épsilon, si han sido vacunadas de manera correcta o no, analizando el calostro de estas al parto mediante la citada técnica ELISA.
  • Por otro lado, podemos obtener una información muy valiosa referente al encalostramiento de los lechones. Podemos conocer si los lechones de la camada han tomado calostro de la madre o no, realizando una toma de muestras de los mismos cuando tengan una semana de vida aproximadamente y realizando la técnica ELISA anteriormente descrita.

Referencias

(1)  L K Nagy, T MacKenzie, K R Painter. Protection of the nursing pig against experimentally induced enteric colibacillosis by vaccination of dam with fimbrial antigens of E coli (K88, K99 and 987P). The Veterinary Record,1985, 117(16):408-413.

(2)  N. Devillers, C. Farmer, J. Le Dividich, A. Prunier. Variability of colostrum yield and colostrum intake in swine. Animal 1, 2007, pp. 1033-1041.

(3)  H. Quesnel, C. Farmer, N. Devillers. Colostrum intake: Influence on piglet performance and factors of variation. Livestock Science, 2012, Volume 146, Pages 105-114.

(4)  Aemps. Available at: https://cimavet.aemps.es/cimavet/pdfs/es/p/3274+ESP/P_3274+ESP.pdf.

(5)  Biox Diagnostic. Available at: https://www.biox.com/en/bio-k-222-monoscreen-abelisa-clostridium-perfringens-Épsilon-toxin-blocking-p-253/.